Pulseras de Goma

   

Las pulseras de goma son, desde hace ya unos cuantos años, una fiebre periódica. Si prestamos atención, podemos ver como cada cierto tiempo las aparecen en los medios de comunicación y causan furor entre todo el público.

Han existido varios modelos distintos a lo largo de los años así que vamos a intentar separarlos y hablar un poco de cada uno.

Antes de nada es dejo un video para que podáis observar el nivel de detalle y la calidad que han alcanzado los ultimos diseños de pulseras de goma

Antes de dejaros proseguir con este detallado artículo sobre las pulseras de caucho me gustaría recomendarte utilizar la pequeña tabla de contenidos que hemos preparado para ayudar a nuestro lectores a orientarse a lo largo del artículo. ¡Manos a la obra!

Diseños Pulseras de Gomas

Si estáis en esta sección es que queréis ver diseños de pulseras de gomas por lo que no voy a enroyarme y vamos a ponernos manos a la obra.

Se que este artículo es muy entenso y es fácil perderse entre tanto contenido, así que recordad que podéis utilizar el índice que tenéis arriba para llegar rápidamente a cualquier sección.

Pulsera de goma con estrellas


En este video podéis ver un pequeño brazalete con estrellas ideal para que lo hagan tanto niños como niñas. Una manualidad infantil perfecta para entretener a los más pequeños de la casa.

Podeis utilizar los colores que queráis para este diseño. ¡El límite es la imagianción! 😄

Para este estilo de trenzado necesitaremos y replicar el diseño mostrado en el vídeo.

  • 72 gomas de colores (pequeñas bandas elásticas de caucho)
  • 6 rojas
  • 6 moradas
  • 6 azules
  • 36 negras
  • 6 verdes
  • 6 amarillas
  • 6 naranjas
  •  1 Anilla. Podéis utilizar un aro de bisutería o una goma para atar la pulsera. Elegid lo que más os guste.
  • Finalmente necesitaréis un Telar Rainbow Loom

Pulsera de goma con mariposas

Esta composición siempre fue una de mis favoritas.

Hemos eleccionado un video en el que no utilizan un telar, por lo que todos podréis replicar esta preciosidad en casa.

El único problema es que necesitaréis muchos más aros de lo normal para poder cerrar todos los nudos, sin embargo el resultado merece la pena 🙋.

Pulseras de goma triples

Si queréis replicar esta composición en vuestra casa necesitaréis:

  • Liguitas de goma de diversos colores.
  • Liguitas de un color base (Blanco o Negro).
  • Un gancho para tejer
  • Un telar
  • y un cierre. Podéis utilizar uno de forma de S o de C.

No hemos comentado esto antes, pero todo este material lo podéis encontrar en jugueterías, papelerías e incluso en quioscos.

Pulseras de goma Taffy Twist

También llamadas pulseras de goma del infinito, las pulseras Taffy Twist ofrecen un aspecto muy interesante que a enamorado a muchos fans.

EL autor de nuestro video a utilizado:

  • 32 gomitas negras.
  • 4 azules.
  • 4 verdes.
  • 4 rojas.
  • 4 naranjas.
  • 4 amarillas.
  • 2 rosas.
  • 2 moradas.

Pulsera de goma de escamas de Dragón

Ahora vamos a ver un diseño creado por Cheryl Mayberry.

Podéis encontrar vídeos en el canal de la autora original buscando su nombre o utilizando el término en inglés “Dragon scale cuff”.

Necesitaremos bastantes tiras para completar nuestra pulsera, dependiendo del ancho que queramos darle y del tamaño de nuestra muñeca.

En este ejemplo la creadora del video utiliza tenedores para tejer o tricotar (como queráis llamarlo).

Intentamos mostrar distintas variantes de los mismos estilos y mantener una cierta frecurar en los métodos que utilizamos para evitar caer en la rutina.

Pulsera de goma Hexafish

En el siguiente video tutorial podéis aprender uno de los brazaletes de caucho más icónicos: el Hexafish.

¿Qué os parecería utilizar un par de rotuladores para apoyaros en el proceso?

Sólo necesitáis dos rotuladores carioca, aunque podéis sustituirlos por lápices, bolígrafos o cualquier cosa que se os ocurra. 😋

Pulseras de Silicona

DIseños brazaletes silicona

  • Estamos hablando de tiras de goma como las que pueden apreciar en la imagen.

 

  • Podemos ver que exiten distintas variaciones de la clásica pulsera de goma.

 

  • Además puedes comprobar que todas poseen un breve mensaje grabado.

 

 

Brazaletas para luchar contra el Cáncer

Estas pulseras de silicona fueron inicialmente se comercializadas con la intención de promover un mensaje, y uno benéfico concretamente.

Sus propios creadores afirman que su principal y único objetivo era ayudar, sin embargo no pudieron controlar lo que paso de ser una altruista ayuda a su causa benéfica a una moda que recorrió el mundo sin límite aparente.

Aún recuerdo como hace ya casi 10 años (escribo este artículo en el año 2015) hasta los quioscos de barrio las vendían como churros. Todo el mundo quería llevar unas cuantas alrededor de la muñeca.

“Livestrong”

Pero seamos un poco ordeandos y empecemos desde el pricipio.

Las primeras pulseras de silicona que alcanzaron fama mundial fueran aquellas que, a principios de los 2000, llevase Lance Armtrong.

Como supongo que casi todos sabréis, Armtrong fue un ciclista profesional que llegó a ganar 7 veces consecutivas el Tour de Francia y que padeció de cáncer durante su carrera profesional, cáncer que logró superar.

Éste y Nike fueron los principales promotores de una campaña a favor de la lucha contra el cancer que se basaba en la venta de pulseras de silicona con la inscripción “Livestrong“. El objetivo era recaudar fondos para la fundación creada por Armstrong para la lucha contra tal terrible enfermedad.

Nadie imaginaba el abrumador éxito que tendría esta aparentemente simple campaña publicitaria.

Estudios de la época confirma que se llegaron a vender 40 millones de pulseras “Livestrong” únicamente en 50 países.

La cifra se vuelve muchísimo más monstruosa si tenemos en cuenta que surgieron decenas de miles de modelos que imitaban al original y que éstos también se vendieron como churros.

Otras de las consecuencias de esta fiebre generalizada de los accesorios es que multitud de políticos, deportistas, celebridades, artistas y otras tantas personalidades públicas decidieron lanzar sus propias campañas publicitarias basándose en el mismo modelo de negocio.

Son famosas las pulseras de silicona de diversos colores (rojo, verde o azul) promocionadas por distintos políticos de occidente.

Esto no pasó desapercibido ante el mundo empresarial y no fueron pocas las empresas que quisieron llevarse un trozo del pastel y lanzaron sus propios productos.

Como podéis comprobar se desató una auténtica locura en la que todos quisieron lucrarse o sacar provecho, algo bastante típico si lo pensamos fríamente ¿no?

Lo que comenzó como una “inocente” producción de pulseras de goma con un motivo benéfico terminó revolucionando el mercado.

Otros Brazaletes con Causas Benéficas

Existen unos cuantos casos más en los que el beneficio fue dirigido hacia una causa benéfica. Por ejemplo, en Argentina fueron comercializadas pulseras de goma rosa destinadas a la racaudación de fondos en la lucha contra el sida.

La campaña que tuvo bastante éxito y fué posible recaudar una interesante suma de capital para la causa.

Brazaletes de caucho en la Actualidad

Pulsera de siliconaDe entre las miles de versiones existentes, en la actualidad las más buscadas siguen siendo las amarillas de Lance Armstrong. Es curioso saber que si le dedicamos un minuto a buscar por internet podemos encontrar que las originales son vendidas en subastas a unos precios muchísimo más altos del precio de venta original.

Al igual que con todas las modas y como marca la tradición las falsificaciones de este accesorio han sido innumerables y es difícil saber cuál es original y cuál no. El mercado de los estafadores es muy amplio y aquí han tenido una gran oportunidad de negocio.

Todo empezó como un proyecto basado en la solidaridad, una muestra de apoyo a todos los que están luchando día a día por seguir adelante. Sin embargo, cuando esto se convierte en un negocio y el dinero empieza a guiar los objetivos surgen los carroñeros que sólo quieren aprovecharse y llevarse un pedazo del pastel. Es ahí cuando los valores se pierden y los objetivos se tergiversan.

Distintos diseños a lo largo del tiempo

El mercado generado a raíz de la campaña publicitaria de Armstrong y Nike surgió súbitamente y con él surgieron unos cuantos problemas.
El primero es el de la falsificación. ¿Fabricar pulseras de goma con algún mensaje sería copiar la original?

  • Muchos consideran que la original no debería usarse como modelo y cualquier accesorio similar sería una burda copia. Esto lleva a categorizar a cualquier otra como falsa siendo la primera la única original.
  • Otros aseguran que una falsificación sería copiar exactamente el modelo original, tanto el material, como la textura, el color, el mensaje etc. Todo ello sin la autorización de Nike.

La linea que separa lo verdadero de lo falso es muy fina, y en este caso hay en juego intereses económicos así que dejaremos tomar esa decisión a los abogados de las grandes multinacionales. Nosotros creemos que hoy por hoy existen muchas pulseras de silicona distintas y que estas son en si mismas auténticas. Cada una de ellas posee un estilo, un mensaje y un fin y eso es suficiente para tacharlas de verdaderas.

Ligas de gomaSi nos paramos a mirar encontraremos múltiples luchas y causas vinculadas a estos simples complementos:

  • Pulseras azules dedicadas al apoyo de las familias con miembros con autismo que luchan cada día para que estos puedan vivir la mejor vida posible.
  • Aretes verdes para apoyar a las tropas luchando en los diversos confines del mundo y a las familias que las esperan en sus hogares.
  • Esclavas blancas a favor de la paz .
  • Brazaletes negros que defienden la lucha contra el racismo.

Estos son sólo ejemplos, existen miles de causas que igual buscan o han buscado apoyo mediante este mediático método de fianciación.

Lo que debemos tener por seguro es que atras quedaron los tiempos dedicados a la solidaridad. Nos encontramos ante un mercado tremendamente competitivo y los vendedores buscar alargar la esperanza de vida de sus productos lo máximo posible.

El mercado de las pulseras de caucho hoy en día

Una de las novedades más interesantes surgidas en el mercado fueron las pulseras con memoria USB. Durante la campaña veraniega de hace unos años surgieron estas memorias “wereables” de hasta 2Gb de capacidad (algo ampliamente superado en la actualidad).

Sin embargo no calaron demasiado entre el público ya que contaban con una serie de desventajas, entre ellas no poder mojarlas.

Lo que hemos aprendido de esto es que cualquier campaña publicitaria puede volverse viral e írsenos de las manos. El mercado que surgió en torno a las pulseras de caucho es ciertamente curioso y estravagante y estamos seguros de que aún dará que hablar en el futuro.

Las tendencias más recientes

Hemos podido ver al (de aquella príncipe) Rey Felipe VI, Celebridades como Kate Middleton, políticos y altos ejecutivos recorriendo Wall Street con ellas, todo el mundo ha llevado alguna pulsera de goma a lo largo de su vida y hay momentos en que su avance parece imparable.

En el verano de 2013 una nueva volvieron a irrumpir en España como un tsunami que nadie se esperaba.

Han llegado a todos los rincones y a todo tipo de personas y lo que nos preguntamos muchos es:

  • ¿De dónde salió este juguete que causó sensación entre los más jovenes?
  • ¿A qué se debe su descomunal éxito cuando ya se hacían pulseritas trenzadas hace décadas en las colonias y los campamentos de verano?

Actualmente las tiendas están plagadas con decenas de pulseritas de distintas marcas intentando alzarse como el próximo gran boom, sin embargo esta tendencia tuvo un orígen bastante concreto.

Pasamos a contártelo.

¿De dónde viene la moda por las pulseritas de goma?

pulseras de gomitasTodo comenzó empezó de la noche a la mañana.

Un mes antes nadie había oído nada sobre ellas, de repente se empezaron a hacer ecos en la prensa internacional, sin embargo poca de esta información parecía impresionar al público español y entonces de un día para otro boom, estaban por todas partes.

Esas pulseras de gomas se pusieron de moda entre los chavales como ningún otro jueguete se había puesto nunca. Ni chapas, gogos, peonzas o tazos habían vivido una expansión tan viral, aunque bueno, vivimos en la era de las redes sociales y actualmente todo tiene una difusión que antaño pareciera imposible.

Nunca se había vivido una expansión de un mercado tan rápida en los efímeros productos infantiles.

En su máximo esplendor, miraras a donde miraras podías encontrarte a niños (y no tan niños) dale que te pego a las gomas, tricotando como si no hubiese mañana, y les daba igual con qué: bolígrafos, tenedores, dedos, ¡agujas como las de hacer ganchillo!… Vamos, un auténtico show.

Esto de las modas la verdad que es sorprendente y las pulseritas de turno no dejan de sorprendernos año tras año.

 

¿Quién es el culpable de todo esto?

Si rebuscamos un poco en la red nos encontraremos que la historia de estos complementos es bastante popular. Resulta que tenemos que viajar hacia el Oeste hasta llegar a Michigan (EEUU), al humilde domicilio de Cheong Choon Ng en Novi. Se trata de un inmigrante de Malasia de origen chino que trabajaba en la multinacional Nissan como ingeniero de sistemas de seguridad.

Este señor es el por qué de que unas pequeñas gomitas elásticas de colores que se trenzan de dos en dos, o de tres en tres o de tanto en tanto como gusten sus hijos irrumpieran en los mercados de todo el mundo.

En una interesante entrevista en el medio americano Detroit Free Press nos cuenta que la idea le vino a la cabeza cuando vio a sus hijas pequeñas hacer pulseras de gomas de gomas del pelo. Pensó que todo sería mucho más sencillo si las gomas fueran más pequeñas y manejables y le puso la guinda al pastel añadiendo una especie de telar (llamado loom en inglés) al conjunto. Y listo, así se solucionó la vida.

A un paso del emprendimiento

Su idea fue todo un éxito entre sus amigos y familiares.

El éxito fue tal que no tardaron en animarle a comercializar su invento, proyecto al cual decidió lanzarse. En un principio contaba con unos 10 000 dólares que al cambio son unos 7 200 euros, esto no era suficiente para empezar su negocio en Estados Unidos.

Sin embargo ahora no se iba a echar atrás, así que fijo su mirada en China donde encargó todo un cargamento. Hacia verano de 2011 recibió en su pequeña casa en Michigan todo un arsenal con toneladas de gomas, telares de pástico y el resto de elementos que utilizó para conformar su kit de venta al público.

El nacimiento de Rainbow Loom

Accesorios Pulseras de gomasEntre él y su mujer fueron empaquetando todos estos productos cada vez que sacaban algo de tiempo libre.

Su aventura comenzó en internet, vendiendo bajo el nombre de Rainbow Loom en su propio su propio sitio web.

El éxito no fue el esperado. Los kits no se vendían y el motivo era simple, la gente no sabía que había que hacer con esas gomitas así que decidieron colgar unos video-tutoriales en Youtube enseñando como hacer pulseras de goma.

Había encontrado la clave del éxito, consiguió enseñar como utilizar su producto y a su vez darlo a conocer en el segundo buscador más usado del mundo.

El fenómeno comenzó durante el verano de 2012, cuando una juguetería tras otra empezaran a hacer encargos a Cheong y su familia, entre ellas la primera interesada fue una tienda de la franquicia de juguetería Learning Express toys.
A partir de ese punto siguio apostando por el marketing realizando talleres, demostraciones y exposiciones en jugueterías y ferias.

Hacia el estrellato

Distintas gomitasLo que comenzó con una pequeña inversión de 10 000 dólares creció descontroladamente. En el siguiente verano (2013) las cuentas de la empresa ascendían a más de un millón de kits vendidos en total. Estos tenían un precio de venta al público de unos 16 dólares e incluían unos cientos de gomitas, una aguja de tejer, cierres para hacer una veintena de pulseritas y un par de telares.

Tras su éxito nuestro querido amigo abandona su anterior trabajo en Nissan y se dispone a dirigir su pequeña empresa en China con cerca de una docena de empleados. En su haber tiene cientos de puntos de venta, miles de patentes en diseños y cientos de imitadores. Y con las copias surgen los abogados, y las demandas judiciales, vamos un caos.

Tras finalizar el verano de 2013 surgieron, como es normal, una ingente cantidad de reportajes, entrevistas y artículos en los distintos medios de comunicación refiriéndose al éxito de las pulseras de goma. Algunos hablaban de que tal fue la fama del tricotado y trenzado de abalorios que incluso afecto al mercado de los videojuegos en algunos sectores dejándolo desplazado.

La verdad es que este dato es ciertamente impresionante y dudo si también se dió el caso en España, pero mover a un gigante como es el sector audivosiual tiene mucho mérito.

Nuestar opinión

Creemos que esta moda no nos ha hecho daño a nadie. Como mucho nos a perjudicado a la hora de encontrarnos la casa llena de gomas (están por todas partes), sin embargo creo que ha favorecido a los chavales de todas las edades.

Al fin y al cabo se trata de un trabajo manual, es algo metódico y repetitivo que les ayuda a concentrarse a la vez que implica una cierta destreza y un ligero toque de creatividad para variar los diseños. Todo ello mejora cuando los ves tricotando al aire libre, como si se trataran de ancianas haciendo punto, charlando y riendo mientra se entretienen.

Y al final se lo pasan bien. ¿No es lo que cuenta?